El gas es uno de los elementos presentes en prácticamente todos los hogares, razón por la cual es importante contar con medidas de protección que nos permitan garantizar su correcto suministro, evitando posibles fugas que pongan en riesgo nuestra salud.
Algunas de las recomendaciones para mantener en buen estado nuestros tanques estacionarios incluyen:

Colocarlo en la azotea en lugares ventilados, con tuberías visibles.


Deben estar en buenas condiciones de operación: pintura, sin corrosión, no golpeados, ni reparados.


Al suministrar el gas, no exceder la capacidad del 85-90% de presión.


Protegerlos del sol y la lluvia, así como darle mantenimiento continuo a la pintura, mínimo cada cinco años con pintura color blanco o plateada.


Cambiar las válvulas principales entre 2 y 5 años.

Los tanques estacionarios tienen una vida útil de 10 años los cuales se pueden extender hasta 20 si es que se le ha dado un buen mantenimiento y para corroborarlo se debe hacer un estudio que determine la integridad física del equipo.


Con información de:

http://www.colver.edu.mx/files/2015/04/PC-20150201-UsoGasLP.pdf

http://www.mndelgolfo.com

https://www.heatwave.com.mx/noticias/tanques-de-gas/