Quienes consumimos gas, con frecuencia desconocemos si al comprarlo nos surten la cantidad correcta. Por ello, es importante conocer cómo podemos corroborar que los litros sean los solicitados.


Primero, retomemos una recomendación antes dada, es importante que un tanque estacionario de gas no sea llenado a más del 85-90% de su capacidad por cuestiones de presión. Estos equipos tienen un medidor en donde se indica, con porcentajes, que cantidad es la que contienen. Existen tanques estacionarios de 120, 180, 300 litros y más.


Algunos aspectos que se pueden poner en práctica para evitar el robo incluyen:

-Saber qué capacidad tiene el tanque de tu hogar.

-Revisar el porcentaje de carga que tiene antes y después de llenarlo.

-Compra un medidor digital remoto, de esta manera podrás confirmar el porcentaje de tu tanque sin tener que subir a verlo a la azotea.

-Es importante señalar que el margen de error del medidor es de un +- 5 por ciento. Incluso si el tanque está vacío, probablemente marque un 5%.

Haz tu cálculo siguiendo esta fórmula: % de carga final menos % de carga inicial y el resultado es la cantidad REAL que te surtieron expresada en %. Por ejemplo: 90% – 35% = 55%.  55% X 300 litros (capacidad total de tanque) = 165 litros.


Cualquier duda pregunta a tu distribuidor de gas. Si lo que requieres son cilindros, tanques estacionarios, calentadores o tinacos, en TATSA los encontrarás. ¡Llámanos!


Con información de:


https://www.libresindeudas.com/robo-de-gas/